GESTIÓN DE BANK. POR QUÉ USO STAKE PLANO.

Cuando invertimos dinero en las apuestas buscando una rentabilidad estable y progresiva, es fundamental la estrategia que utilizamos para hacer que nuestro bank vaya en aumento. 


Hay muchas formas diferentes de utilizar el dinero en las apuestas. Encontrar apuestas con valor es trascendental, pero una vez tenemos las apuestas con valor, hay que elegir cómo utilizarlas y qué cantidad de dinero arriesgar. 

Cuando empiezas a apostar, es frecuente escuchar hablar del “martingale”. Este método consiste en buscar el acierto, apostando el doble en caso de fallar la apuesta. Doblar hasta conseguir una apuesta ganadora. Está comprobado que este método falla, es muy fácil y probable acabar arruinado. He leído artículos sobre personas que dominan este método y consiguen obtener rentabilidad, pero para mí son la excepción que confirma la regla. 

Por otro lado, un método mucho más profesional y elaborado es el criterio de Kelly. Este método supone apostar una cantidad de dinero proporcional al riesgo asumido. A mayor riesgo menos dinero llevará esa apuesta. Hay gente que domina bien esta estrategia, pero personalmente no me gusta demasiado. Esto se debe a que es muy difícil cuantificar cuánto se equivoca una bookie al poner una cuota. Quiero decir, puedo saber que esta apuesta tiene valor porque mi algoritmo me dice que hay más probabilidades de que un evento pase de las que dice la bookie. Pero mi algoritmo no es una bola de cristal y no puede determinar probabilidades a un nivel de certeza absoluto.

Por eso es muy difícil para mí determinar cuantas unidades debo apostar, más aún cuando se trata de un stake 1-10. Además, que un evento tenga una probabilidad de un 60% por ejemplo, no implica que ese evento vaya a suceder, porque hay otro 40% de probabilidades de que no suceda. A veces apostar un stake alto, supone perder demasiadas unidades que serán difíciles de recuperar. 

Por todo esto, la estrategia que más me gusta para apostar es el stake plano. Me gusta esta estrategia porque es sencilla, y es más fácil de controlar. Simplemente hay que controlar el porcentaje de acierto en un rango de cuotas. Creo que un tipster debe buscar un rango de cuotas en el que esté cómodo y trabajar allí. Obviamente, hay tipsters que manejan diferentes cuotas y les va bien, pero a mí personalmente me gusta más trabajar con cuotas entre 1,60 y 2,20 aproximadamente, una cuota media cercana al 1,80. 

Me gusta esta estrategia porque sé que mientras consiga tener un porcentaje de acierto superior al 56% todo irá bien porque generaré beneficios. Cuando una bookie dice que hay un 50% de probabilidad y yo considero que hay más, entro en esa apuesta invirtiendo siempre la misma cantidad de dinero. 


Espero poder haberos ayudado, este es mi punto de vista y estoy seguro de que habrá otros tipsters que con otra gestión de bank consigan buenos beneficios. Cada uno debe buscar la forma de apostar que le sea más cómoda y rentable. Nos vemos en el siguiente post!